lunes, 11 de mayo de 2009

El gran fraude del edulcorante

Si hay algo de lo que siempre estuve absolutamente seguro es de que el edulcorante lo inventó el diablo. No entiendo a la gente que se come todo el café con leche con media docena de medialunas y demás cosas pero con edulcorante. Ni tampoco a los que creen que usar pseudo-azúcar los hace más saludables. Pero era todo mera opinión mía, nunca tuve razón alguna para defender mi cruzada, hasta que el año pasado entré a un Mc. Donals (o como se escriba). Es algo que siempre que hago termina mal; ergo, trato de no hacerlo más de una vez por año. La onda es que me puse a leer el sobrecito del edulcorante y descubrí una cosa rara. Luego me cercioré con el de la universidad, los dos tenían la misma característica. Un par de meses después con otro y finalmente hace una semana mas o menos cambiaron la marca del edulcorante de la cafetería de la universidad y me fijé de vuelta en el detalle extraño. Todavía guardo todos, y los llevo en la billetera para no perderlos.
¿Que qué es lo extraño? miren, les muestro, porque si les cuento no me lo van a creer. Estos son los sobrecitos, para que vean que efectivamente hablo de los edulcorantes.








Antes de seguir, una pequeña reflexión. ¿Para qué uno usa edulcorante? Para no comer azúcar (El azúcar de mesa es un hidrato de carbono, más específicamente el disacárido llamado sacarosa). Bueno, ahora sin más preámbulos les muestro las partes de atrás: (como siempre, click para agrandar la imagen)








Les recomiendo leer los sobrecitos de bares, cafeterías y demás lugares para verlo por ustedes mismos. El que antes se llamaba Nutrasweet se que no tiene sacarosa, pero la gran mayoría de los demás...

1 comentario:

Hobbit dijo...

jajajaja

sos un capo!, yo nunca me di cuenta! ni siquiera los use porque tienen un sabor asqueroso.

pero no comer azucar es saludable?
y cambiarlo por educorante cuyo mayor compuesto es AZUCAR!!!!

joder que existe gente boluda que se cree todo! jajajaja