martes, 2 de junio de 2009

Cocina Ex-ótica

En general, con la comida soy bastante asqueroso. Me cuesta probar cosas nuevas y esas cosas. No obstante, a veces tengo curiosidad, caso del sushi y del salame de chocolate.
Todavía me acuerdo de cuando mi mamá y mi hermana me contaban del "Vino Tolo": una etiqueta dictada y mal escrita. Lamentablemente, nadie tenía una cámara en ese momento. Por suerte y de la mano de Santiago nos llegó uno menos genial pero igualmente extraño.

3 comentarios:

The Bug dijo...

¡Etá rebarat!

Mondoke! dijo...

Barata como aquel auténtico Panaphonic o el Sorny

Hobbit dijo...

jajajaja